Emprende en E-Commerce

Por Sergio Ramos*.

Si bien emprender ha representado un gran reto siempre, en tiempo de crisis donde una situación del nivel de una pandemia ha generado incertidumbre, las condiciones pueden incrementar la inseguridad de lo que puede representar una economía inestable. 

Pues bien, en la mayoría de los casos existen dos tipos de perspectivas, en la primera están aquellos que ven el vaso medio lleno, y luego están aquellos que, por el contrario, ven el vaso medio vacío, este dicho para aclarar que podemos transformar los problemas en ventajas si así lo permitimos ¿Cómo es esto posible? 

Si bien el Covid-19 ha generado el cierre de diversas industrias, también ha creado un escenario de nuevas posibilidades para el surgimiento de diversos nichos de mercados, esto se explica debido a que se han creado necesidades que no teníamos antes, de compra de productos, de obtención de servicios que se ciñan a las nuevas normas de distanciamiento y protocolos de bioseguridad.

Así queahora más que nunca crear ideas de negocios, la exploración de mercados, de nuevas formas de producción, nuevos canales son una gran alternativa, hablando propiamente del e-Commerce, se ha encontrado una salida positiva que puede rescatar el decrecimiento económico empresarial, de acuerdo con información compartida por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, el e-Commerce ha crecido entre 50% y 80% durante la cuarentena. Las tendencias se mantienen similares alrededor de Latinoamérica y me atrevería a decir que incluso en el mundo. Reinventarse es una palabra en tendencia, no en vano.

¿Quieres emprender en Comercio Electrónico y no sabes cómo comenzar?  

Ahora se evidencia una necesidad latente de migrar procesos que anteriormente se hacían de manera física a digitales, lo que podría representar ventajas en las empresas, pensando incluso en la reducción de costos. Para eso es importante tener en cuenta:

Lanzarse al ruedo: Para nadie es un secreto que muchas empresas tuvieron que cerrar, reinventarse, o incluso algunas otras que esperaban comenzar en pleno 2020, sintieron la necesidad de detenerse. Quizá llegó el momento de continuar operaciones desde lo digital, plantearse una evolución, repensar tu modelo de negocio, ¿Qué tipos de productos o servicios se requieren actualmente? Productos de desinfección, productos médicos, servicios domiciliarios, de alimentación, entre otros.

Incorporar tecnologías: Aprovechar las circunstancias, la necesidad de internet, las conexiones a distancia y los canales digitales. Si tu emprendimiento brillaba por su ausencia en redes sociales y escenarios digitales, es un buen momento para emplear recursos, plataformas amigables, el uso de sitios web, de formularios, mapas de localización, apps, comunidades virtuales, etc.

Tener presencia: Una vez contemos con nuestros canales digitales, es fundamental promover nuestros servicios, trabajar en una reputación e imagen segura y fiable, apuntar a un público objetivo, buscar tracción de clientes y ventas, crear estrategias de mailing, todo esto con el fin de que te tengan en el radar. Urge que los negocios migren a estas ideas que parecen intangibles, pero que son en últimas claves para los nuevos negocios y nuevos públicos.  

Relacionamiento Humano: Hablar de públicos, no es simplemente dirigirte a una herramienta web que segmente por edades, razas, circunstancias socioeconómicas, estratificación, género, esa es realmente la parte fácil. Lo que verdaderamente importa en este puntos de qué manera nos comunicamos con nuestro personal, con nuestros clientes, preguntarnos si hablamos el mismo idioma, para que se sientan identificados con la marca, para que sientan que pese a que hay una pantalla sea de celular o computador o una herramienta determinada, está hablando y relacionándose con una marca humana y con seres humanos detrás de esta, que lo entienden y que más allá de una venta buscan generar una experiencia positiva a su usuario.   

Durante la crisis del Covid-19, se han identificado oportunidades como redes de apoyo para mercados locales, ventas anticipadas de bonos y cupones, organización de eventos virtuales, entre otras.

Inversión: Si estás decidido a emprender en comercio digital, es necesario convencerse a sí mismo de que sobre todo en este punto de inflexión necesitarás invertir, más allá del dinero, tiempo, para seleccionar las estrategias que se adapten a tu producto y servicio, pensar si tu negocio puede ser digital, hacer estudios de marca, capacitarse y estudiar para un gremio y un entorno cambiante.

Por otro lado, se recomienda por supuesto invertir de manera proporcional en publicidad, marketing, insumos de calidad, herramientas, emplear a un equipo de trabajo asertivo. Para impulsar estas iniciativas en el país han surgido soluciones disruptivas como Blue Design Worldwide y Talos Digital, por mencionar algunas, que buscan ayudar a empresas emergentes a crear nuevos productos digitales, diseñar experiencias de compra únicas de forma 100% digital, adaptándose a los diferentes contextos y necesidades.

Adicionalmente, como apoyo para comenzar, puedes identificar también herramientas gratuitas que permitan impulsarse de manera orgánica. Contemplar la idea de recurrir a Crowdfunding que ayuda al financiamiento de masas. 

Innova e identifica oportunidades: Cómo se diferencia mi marca, cuál es su valor agregado, responder a estas preguntas con creatividad permitirá que plantees unas respuestas auténticas que resalten tu marca en el mercado, pese a la cantidad de competencia que existe.

Por ejemplo, durante la pandemia del Covid- 19, se han identificado emprendimientos como redes de apoyo para mercados locales, ventas anticipadas de bonos y cupones que se pueden redimir a futuro, eventos como fiestas, conciertos virtuales, educación virtual, herramientas de protección de datos, asesorías de Networking por internet para enseñar a las MiPymes y Pymes a continuar con su trabajo interno y los ritmos de trabajo a distancia, alternativas diferenciadoras y brillantes que plantean soluciones a problemáticas vigentes.

Plataformas de pagos y datos seguros: Eliminar el estigma de que el comercio digital es inseguro, depende de la creación de entornos de protección de datos, reforzar los canales de identificación para evitar el fraude, en algunos casos se emplea incluso la biometría para mejorar la fiabilidad de identificación correcta de los usuarios, para que estos se sientan protegidos. Algunas de estas soluciones incluyen la posibilidad de autenticación por voz, rostro, uso de la huella dactilar. Pagos automatizados que evitarían el riesgo de los pin y contraseñas, además de reducir el contacto físico, buscando vencer las resistencias que existen hacia la cultura digital.  Para concluir recomendamos que compartan su proyecto con otras personas, siempre hay alguien que tiene experiencia, o una idea, o un contacto que puede sumar y hacer que tu idea sea mejor, o simplemente generar un voz a voz, y clave que a partir de esta situación que atravesamos pensemos en tener una adaptabilidad a largo plazo, y un plan de emergencia en caso de crisis. Finalmente, actitud positiva para esta época de zozobra, resalta las oportunidades y apuesta por el desarrollo de nuevos proyectos y modelos de negocio.

* Sergio Ramos

Un completo apasionado por la tecnología, las startups y la innovación, especialmente de su impacto en las sociedades.
Editor de SocialGeek.

www.socialgeek.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *