Mi Estrategia es, en cambio…

Hace un tiempo, relativamente lejano ya, descubrí mi gusto por la poesía, especialmente la de autores latinoamericanos, como Julio Cortázar, Pablo Neruda, Eduardo Carranza, Rubén Darío, José Asunción Silva y, por supuesto, Mario Benedetti.

Uno de sus poemas más conocidos se llama “Táctica y Estrategia“, un hermoso escrito que dibuja con palabras la forma en que el personaje principal ha decidido hacerse con el amor de la persona que mueve sus sentimientos más profundos.

Biografia de Mario Benedetti
El fantástico Mario Benedetti.

Con el tiempo mis intereses fueron multiplicándose y los negocios fueron cobrando gran protagonismo. No es que la poesía haya desaparecido de mis aficiones, aún hoy disfruto mucho leyéndola, ya no escribiéndola, pero no puedo negar que en la actualidad ya no consumo tanta poesía a la semana.

Este poema de Benedetti en particular, entre más lo leo, más se me parece a una lección clave de pensamiento empresarial de largo plazo. Por eso quise traerlo hoy a esta publicación. Vamos a ir a través de sus estrofas.


Mi táctica es mirarte,
aprender como sos,
quererte como sos.

Mi táctica es hablarte
y escucharte,
construir con palabras
un puente indestructible.


En términos empresariales, la táctica son las acciones que ejecutamos en el mediano plazo, las que hemos incluido en nuestros planes para el logro de metas intermedias, que sumadas nos lleven a los objetivos de largo plazo.

Benedetti, sin querer queriendo, nos muestra una lección de negocios genial.

  • En el corto y mediano plazo, el enfoque inicial de la empresa, debe ser la observación del cliente, para entender de la forma más profunda posible cuáles son sus necesidades, expectativas e intereses.
  • Esto complementado con la generación de un diálogo franco, una conversación basada en la escucha activa que lleve a la empresa a construir una relación estrecha con el segmento de clientes seleccionado.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo,
no sé cómo ni sé
con qué pretexto,
pero quedarme en vos.

Mi táctica es ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos simulacros
para que entre los dos
no haya telón ni abismos.


Y cómo si se tratará de un clásico autor de negocios, Benedetti continúa con este par de magníficos consejos.

  • Una vez establecida la relación con el grupo de clientes objetivo, debemos buscar quedarnos en su mente y en su corazón, generando una percepción de marca que conecte con los valores y el propósito superior de nuestra empresa.
  • Ojo, esto puede ser el punto clave de esta magistral clase de negocios. ¡Nada de vender humo! Seamos honestos con nuestros clientes, no nos comprometamos con lo que no podemos entregar, no les generemos falsas expectativas, no dañemos la relación que tanto trabajo nos costó construir.
Mario, con su mujer Luz, en su casa.
Mario Benedetti y Luz, su esposa. Foto de la Fundación Mario Benedetti.

Mi estrategia es,
en cambio,
más profunda y más simple.

Mi estrategia es,
que un día cualquiera,
no sé cómo ni sé
con qué pretexto,
por fin me necesites.


Y el remate es contundente. En negocios la estrategia se refiere al comportamiento que asume la empresa en el largo plazo, la guía que direcciona la toma de decisiones con el fin de alcanzar los objetivos visionados en el futuro lejano.

  • Tal y como lo dice Benedetti, la estrategia empresarial debe ser profunda y simple. Profunda, en tanto debe estar cimentada en hechos clave de la realidad de los clientes, de la empresa y de la estructura del mercado. Simple, pues al ser una guía para toda la empresa, debe ser transparente, sencilla de entender, no dejar lugar a duda en torno a su aplicación en lo cotidiano.
  • Al final del camino, lo que queremos todos los empresarios, es que todos los clientes del grupo objetivo, lleguen a necesitarnos, que nos quieran hacer parte de sus vidas, que nos permitan entregarles la mayor cantidad de valor posible, para que de esa manera ambos logremos nuestras metas. El cómo será diferente para cada empresa, el pretexto es esa forma particular que cada empresario tendrá para darle sazón al direccionamiento de su negocio.

¿Cuál es tu táctica y tu estrategia empresarial? ¿Se parece a lo que nos enseña Mario Benedetti? Cuéntanos en los comentarios.

2 pensamientos en “Mi Estrategia es, en cambio…”

    1. Muchas gracias Álvaro por el comentario. Es increíble cómo podemos hallar inspiración de negocios en múltiples lugares que aparentemente no están conectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *