Planeación

De la rutina diaria al programa semanal

Así es el tiempo, una acumulación sucesiva de bloques temporales, cada uno con su dinámica propia, que al sumarlos nos llevan a nuestro destino. En términos empresariales, este destino está conectado con los objetivos y metas propuestos para cada uno de estos bloques.